| Las obras aquí compartidas corresponden a la propiedad intelectual de los autores y se encuentran protegidas

bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright |

mayo 16, 2019

#adrienne





1
Una conversación empieza
con una mentira. Y cada
interlocutor de ese supuesto lenguaje común
siente la partición del témpano, el separarse
como con impotencia, como enfrentándose
 a una fuerza de la naturaleza.
Un poema puede empezar
con una mentira. Y romperse.
Una conversación tiene otras leyes
se recarga con su propia
falsa energía, no se puede romper.
Se infiltra en nuestra sangre. Se repite.
Talla con su estilete sin retorno
la soledad que niega.


2
La emisora de música clásica
suena en el departamento hora tras hora
levantar, levantar
y levantar el teléfono de nuevo.
Las sílabas que pronuncian
una y otra vez el viejo guión.
La soledad del mentiroso
que vive en la red formal de la mentira
girando el dial para ahogar el terror
debajo de la palabra no dicha.




mayo 13, 2019

todo va hacia una acumulación






Hace unos meses entrevisté a la gran Karina Macció, referente innegable de la movida literaria actual, directora de «Viajera Editorial», enorme poeta y escritora.
Feliz por publicarla hoy en Liberoamérica, agradecida monstruosamente con ella y ansiosa porque pasen a leer las también monstruosas respuestas 👌💗

¡Avanti!




- ¿Qué te parece que le sobra o que le falta a la poesía actual, pensándola en comparación con el lugar que ha ocupado en los primeros años del siglo XX?


Tengo una visión optimista. En este momento, se escribe mucho y se publica mucho. A veces me pregunto o me inquieta cuánto se lee. Esto puede constituir una diferencia con el comienzo del siglo XX. Si bien ya se hacía sentir la aceleración, es incomparable con el vértigo actual, la ilusión de estar en varios lugares a la vez, la presión y también el deseo multitasking, los instantes altamente concentrados, y encima registrados, todo va hacia una acumulación, un exceso que no tiene límite porque la tecnología permite más y más rapidez, más y más memoria. En el arranque del siglo XX el escritor adquiría una brutal conciencia de su falta de ubicación en la sociedad; hoy eso está como punto de partida, la desubicación es constante y reubicable, movible, también. Autores como Rubén Darío y José Martí son los últimos representantes de un modelo que aún encontraba un posicionamiento social, conjugando en la escritura un papel institucional, político, y un accionar en lo real. Paradigmático es el caso de Martí. En el transcurso del siglo XX se da una profesionalización que también separa y constituye desde una óptica de mercado los géneros. La novela reina y tiene su boom latinoamericano. La poesía, ¿dónde está? Con el estallido de las redes sociales, la poesía encuentra espacio: rápida, contundente, provocadora. Publicar es fácil, mostrarse es fácil, hay una enorme circulación de escritos tanto de forma virtual como a partir de la labor de las pequeñas editoriales. Porque también es más fácil imprimir. Tenemos la tecnología, es accesible. Tenemos los canales. Ahora hay que intentar no perderse en la maraña, buscar lo interesante, elegir las lecturas y las escrituras. Y por sobre todo, no creer en el mercado.



- Teniendo en cuenta tu propia experiencia, ¿es el discurso del poema realmente un discurso involuntario?

No creo que haya nada involuntario en la escritura. Al menos no en su fase final, cuando llegamos a esa etapa en la que un texto está próximo a quedar publicado. Hay mucha reescritura, revisión, corrección, armado, en fin, trabajo. Ahora bien, cuando empezás a escribir, eso que enciende el acto, ¿de dónde viene? Puede también haber una voluntad, por ejemplo, no sé qué escribir y voy a buscar una cita que me interpele. Me someto a ese ejercicio voluntariamente para encenderme. O no. Reina el misterio. Algo, una palabra, viene de la oscuridad y me habla. Es momento de escribir. No puedo dejarla pasar, que me atraviese sí, y que pase de esa manera al papel.






ENTREVISTA COMPLETA  «TODO VA HACIA UNA ACUMULACIÓN»





mayo 02, 2019

¡Gracias, Buenos Aires!





resumen: Los demás© ya llegó a este mundo y soy feliz 😊









  





spoiler!






repetir la maniobra  y abrir la puerta
con la única intención  /  (con la única nociva intención)
de probar una vez más el juego de llaves
nuevo y repulsivamente brillante
que se interna con una mueca cinética perfecta
en la cerradura
como si de ese gesto inconmovible dependiera
la resistencia y el desconsuelo más dramático
de quien lo ejecuta







«Séptimo C | Parte I» (frg.), en Los demás©, 2019.




esa estridencia / es mi respiración






al fin la noche
me alivia
de la responsabilidad
de la forma


……………………………..


si supieras escuchar
adentro mío el universo
crepitar

no soy muda
quedé atónita

esa estridencia
del silencio en la noche
es mi respiración


……………………………..


hasta en la altura
hay competencia

en lo quieto

pero también el amor
me dio esta forma
retorcida

la tormenta

……………………………..




Susana Villalba; fragmentos de La bestia ser (Hilos Editora, 2018)