| Las obras aquí compartidas corresponden a la propiedad intelectual de los autores y se encuentran protegidas bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright |

jueves, 18 de enero de 2018

cooperación (principio y fin)







[calidad]


no me sorprende esta grieta que se abre
entre una verdad y otra
decís que mujer es tu palabra / de la buena suerte
decís mujer
con la garganta contaminada de boas constrictoras
y con la certeza de que en la falta misma de veneno
el riesgo merma

lo que está claro es que sólo podemos ver una
de cada consumación concebible

(continuamos eligiendo
- muy en desmedro de nuestras capacidades
más elementales -
nuestra propia aventura)

componentes inconscientes nos impiden ceder
ante una revelación tan fragmentaria




[cantidad]


es cierto que pude haber dicho
algo de más

en ese ensanchamiento de la información
permanecemos




[modo]


me conmueve la manera en que dos manos
proyectan formas posibles de alienación
éxtasis incompletos:
silenciosas criaturas que
al hacerse mayores avanzan
una y otra vez
hacia la curvatura menos hipócrita del círculo y regresan
a su estado natural

¿cómo saber cuándo ese gesto ególatra
de querer resignarlo todo
deja de ser involuntario?

pensándolo mejor
resultaría inteligente
mantenerse en ese morbo estático de desorden ad hoc
y contemplar así su ruta
su conjunto ilimitado de incertidumbres




[relevancia]


toda la conversación fracasa porque transcurre
en el plano de lo no - dicho

(algo siempre
no se quiere decir /
algo siempre se quiere decir
aunque no importe)

seguís con la mirada la sombra que mantiene suspendida
esta declaración insustancial
seguís hablando por lo bajo
decís que mujer es tu palabra / de la buena suerte:
otra falacia para enloquecer a los hablantes

no me sorprende






martes, 9 de enero de 2018

#Simone





No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún destino biológico, psíquico o económico define la imagen que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; el conjunto de la civilización elabora este producto intermedio entre el macho y el castrado, al que suele calificar de femenino. Sólo la mediación ajena puede convertir a un individuo en alteridad.
(…)
Entre mujeres, el amor es contemplación: las caricias no están destinadas a apropiarse de la alteridad, sino a recrearse lentamente a través de ella; una vez abolida la separación, no hay ni lucha, ni victoria, ni derrota; en una reciprocidad exacta, cada una es al mismo tiempo sujeto y objeto, soberana y esclava: la dualidad es complicidad.  




de El segundo sexo | Le deuxième sexe; 1949.




domingo, 7 de enero de 2018

miércoles, 3 de enero de 2018

ya no esperas nada de la hora que se fuga





algunas grandes cosas heredé de mi madre




De mi madre heredé la costumbre de mirar a la gente
qué distante parecen
no comparten nada de su naturaleza
ni de cómo sobrevivir
en un mundo en donde el tiempo pasa
en caminar en círculos
no saben qué hacer con las manos
ni con las grandes ausencias
y los misterios de la vida
porque no esperan la vida con miedo ni temor
o será que esperan la vida de siempre
la misma vida de Whitman
cruzando en el ferry de Brooklyn
en el mismo viejo rol
que empuja hacia adelante
serán como los girasoles:
no esperan a nadie más que a sí mismos.
de mi madre heredé la costumbre de algunos mitos
y de encontrar los métodos de romper
cuando los tiempos cambian
mi madre es capaz de continuar
el día y la noche con el día siguiente
y todas las noches
nunca olvida su papel
hace tres vidas atrás para no morirse
es decir: para completar los deseos ancestrales de familia
supo que estábamos hechos en verdad para el peregrinaje
ese cuenco de barro o de viento o de muerte
que divide al horizonte y donde es fácil vivir
si estás noblemente diseñado para dejarte vencer
por el desaliento.
de mi madre heredé la costumbre
de llamar las cosas por su nombre:
un mecanismo de sugestión
de quien quiere ver el cielo en el océano
tan semejantes a las horas
que solo advierto de regreso
cuando predico el gran pronóstico
dependiendo del modo en que la nube se rompa.
algunas grandes cosas heredé de mi madre
como los mares y las islas
y lo que dice una mujer
cuando sabe lo que quiere sin remordimientos
este encender la lámpara para luego apagarla
esta inquietud de insecto que vibra en el vuelo
y este recuerdo de que la vida existe
más allá de los papeles acumulados y las marcas.




sobrevivientes




Ya no esperas nada de la hora que se fuga
que se mata poco a poco
de las horas sin piedad
imperativas del día y del comienzo
la hora que fue antes
con fecha de caducidad
la hora cumplida
la hora que tengo en esta casa prestada
sangrecita del hierro
por fin te has dormido.
la hora que se había esperado:
en la hora de la hecatombe final
y en la hora de los jardines
la hora de la rosa a la luz de una luna
y la hora que otros no supieron olvidar
la hora de la vigilia duró bastante tiempo
la hora de las huelgas de los tiroteos nocturnos en la dársena
la hora de la palabra dolor
y la hora de los que visten de amor lo que miran
la hora que recuerda mi niñez
cien años luego sigue viva
en esa hora intacta invulnerable
de la hora del desvelo
y en todos los rincones de la casa
yo comparto una hora delicada y terrible
en mi mano apretada
y una voz blanca
que conduce hacia el silencio. 






Yosie Crespo (Cuba/EEUU, 1979). Poeta y narradora. Con Solárium obtuvo en 2011 el Primer Premio "Nuevos Valores de la Poesía Hispana", convocado por Ediciones Baquiana y el CCE (Centro Cultural Español) de Miami, EEUU. Ese año recibió también el Primer Premio del IV Concurso Juvenil de Poesía Federico García Lorca y fue Premio Internacional en la categoría Cuento Corto de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Otro de sus poemarios, Como si fueran grullas fugitivas, resultó finalista del Premio Paz de Poesía 2016, convocado por National Poetry Series (NY). De su autoría: Solárium (2011), La ruta del pájaro sobre mi cabeza (Ediciones Torremozas, España, 2013) y Caravana (El Quirófano Ediciones, Ecuador, 2015). Sus trabajos aparecen regularmente en numerosas revistas y antologías digitales e impresas. 




★notes [audio]





entonces / habrá que escribir alguna cosa









domingo, 31 de diciembre de 2017

hasta luego, 2017!




este año conocí los verdaderos y diversos significados de la palabra volar | conocí un pedazo hermoso de cielo | conocí el mediterráneo, bien abajo y bien encima de mis propios pies | conocí la grandeza insuperable de la cordillera | conocí buena y hermosa poesía de buenos y hermosos amigos [de acá y de allá] | conocí el buen corazón de quienes me alentaron y me ayudaron a conocer todo eso (gracias para siempre!) |
este año conocí una buena parte de mis mejores secretos mejores guardados 
[¿no es acaso un poco con eso 
con lo que se va haciendo 
la vida misma?]
a vos también te voy a extrañar, 2017
(brindo con ustedes!)