| Las obras aquí compartidas corresponden a la propiedad intelectual de los autores y se encuentran protegidas bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright |

sábado, 31 de diciembre de 2016

¡Feliz 2017!





Uno de los calificados deseos para este 2017 que ya casi llega: Seamos siempre un poco más posibles, más escandalosos, más incandescentes y más libres.
¡Felicidades!


Ante todo hay que comenzar por liberar la palabra (…). Es necesario que la palabra se pliegue a lo maravilloso, a lo imprevisto, como las ropas al cuerpo de Ofelia (…). Que la poesía tome su forma con la misma radiante velocidad del fuego o del océano. Que devore los materiales vivos de la realidad, reposando sólo en el poder incantatorio del lenguaje librado a sí mismo y, por primera vez, en libertad.


Enrique Molina, en A partir de cero, N°1 (Buenos Aires, noviembre de 1952).




miércoles, 28 de diciembre de 2016

cumpleaños de manuel




Es difícil acordarse de todo, ella tenía de quince para dieciséis años, él si habla mucho de ese tema le viene la gana de ir a verla (…). Es que fueron muchas noches que pasaron noviando, qué joder, paseaban primero por la plaza, después todas las casas del pueblo, paseaban, de veras, es cierto que paseaban. Después se quedaban en el jardín de ella, bien oscuro, bien apretaditos, hasta que se hacía tarde. Al irse él se daba vuelta por la calle y miraba la ventana de ella, estaba como siempre, despidiéndose con la mano, hasta que él doblaba por la calle de los árboles aquellos bien altos, más altos todavía que él, bastante más altos que él.



Manuel Puig; Sangre de amor correspondido (fragmento), 1982.







martes, 20 de diciembre de 2016

no alcanza el lenguaje




Millones de gracias a todo el equipo del Ciclo Arte sin Aduanas, por la calidez y la hermosa energía de siempre!











lunes, 12 de diciembre de 2016

★ella no pero ella sí





metidas en una lámpara
de la que no sale nunca ningún genio
- ningún excedente cíclico -
aunque la froten o aunque la rompan

en la otra punta del jardín se puede bajar a ver la espuma
de los que viven
de los que visten y bautizan galerías enteras
con nombres de cuevas

en eso estamos cuando nos vienen la risa convulsa y el aturdimiento
mostramos en las caras el escándalo que nos produce
la deformidad del suelo contra la piel

alguien soporta nuestro lenguaje
y hace más marcas en las paredes;
del aceite que sobra se pueden usar las partes
menos infectadas


la lámpara
(como toda lámpara)
cae

ellas se frotan:

se rompen






sábado, 10 de diciembre de 2016

un día como hoy nacían #Clarice y #Emily




Incluso sin ser actriz ni haber pertenecido al teatro griego, uso una máscara. Aquella misma que en los partos de adolescencia se elige para no quedar desnudo por el resto de la lucha. No, no es que se haga mal en dejar el propio rostro expuesto a la sensibilidad. Pero es que ese rostro que estaba desnudo podría, al herirse, cerrarse sólo en súbita máscara involuntaria y terrible. Es, pues, menos peligroso elegir sólo ser una persona. Elegir la propia máscara es el primer gesto humano voluntario. Y solitario. Pero cuando finalmente fija la máscara a aquello que se eligió para representarse y representar el mundo, el cuerpo gana una nueva firmeza, la cabeza se yergue altiva como la de quien superó un obstáculo. La persona es.

Clarice Lispector; Revelación de un mundo, 1984.
                                
                                                    ……………………………………………………

Si leo un libro y hace que mi cuerpo entero se sienta tan frío que no hay fuego que lo pueda calentar, sé que eso es poesía. Si físicamente me siento como si me levantasen la tapa de los sesos, sé que eso es poesía. Esta es la única manera que tengo de saberlo. ¿Acaso hay alguna otra?


Emily Dickinson (1830 – 1886)



jueves, 8 de diciembre de 2016

★SEA Revista Digital




¡Miren qué Lujo! Primera Edición de la Revista Digital de la SEA, en la que participaron Ricardo Piglia, Luis Gusmán, Griselda García y Carlos Cartolano, entre otros grandes escritores argentinos. Y por ahí, entre los textos invaluables toda esta gente hermosa, un poema mío. Una cosa de locos.

(Click en la imagen para redirigir)

 SEA Revista Digital