contacto: vanealmada@gmail.com | FB: Vanesa Almada Noguerón

*Las obras aquí compartidas precedidas por el símbolo corresponden a la propiedad intelectual de la autora y se encuentran protegidas bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright*

domingo, 16 de julio de 2017

Las paredes de mi celda van cambiando de color





El verano. Los pájaros derretidos en pleno vuelo caen, como plomo hirviente, sobre las cabezas de los arriesgados transeúntes, matándolos al momento.

El verano. La isla, como un pez de metal alargado, centellea y lanza destellos y vapores ígneos que fulminan.

El verano. El mar ha comenzado a evaporarse, y una nube azulosa y candente cubre toda la ciudad.

El verano. La gente, dando voces estentóreas, corre hasta la laguna central, zambulléndose entre sus aguas caldeadas y empastándose con fango toda la piel, para que no se le desprenda el cuerpo.

El verano. Las mujeres, en el centro de la calle, empiezan a desnudarse, y echan a correr sobre los adoquines que sueltan chispas y espejean.

El verano. Yo, dentro del morro, brinco de un lado a otro. Me asomo entre la reja y miro al puerto hirviendo. Y me pongo a gritar que me lancen de cabeza al mar.

El verano. La fiebre del calor ha puesto de mala sangre a los carceleros que, molestos por mis gritos, entran a mi celda y me muelen a los golpes (...).

El verano. Las paredes de mi celda van cambiando de color, y de rosado pasan a rojo, y del rojo al rojo vino, y de rojo vino a negro brillante... el suelo también empieza a brillar como un espejo, y del techo se desprenden las primeras chispas. Sólo dándole brincos me puedo sostener, pero en cuanto vuelvo a apoyar los pies siento que se me achicharran. Doy brincos. Doy brincos. Doy brincos.

El verano. Al fin el calor derrite los barrotes de mi celda, y salgo de este horno al rojo, dejando parte de mi cuerpo chamuscado entre los bordes de la ventana, donde el aceite derretido aún reverbera.



Reinaldo Arenas (Cuba, 1943-1990)
El mundo alucinante (frg.)




sábado, 15 de julio de 2017

#soy





soy eva soy maría soy maría magdalena
soy la que traicionaste
la que te parió
la que te amó

soy eva soy maría soy maría magdalena
soy la que no nació de tu costilla
la que no fecundó el espíritu santo
la que no se prostituyó

soy eva soy maría soy maría magdalena
soy hija de ningún dios
soy madre de ningún hijo de dios
soy mujer de un proxeneta

soy eva soy maría soy maría magdalena
soy la que carga tu carga
la que es tu madre
la que esclavizás

soy eva soy maría soy maría magdalena
soy muerta en la cama
en el libro
en las mil hogueras y en la procesión

soy eva soy maría soy maría magdalena
ni la bruja ni la madre ni la puta
soy eva soy maría soy maría magdalena
tu hermana
soy




Cocó Galli



sábado, 8 de julio de 2017

★pez globo





sobre la irrealidad casi continua
a la que con frecuencia nos arrastran
ciertos lugares comunes
nunca solemos decir nada

cantidades infinitesimales de inapetencias no carnales
ordinarios padecimientos no físicos
y otras pasiones igualmente absurdas
armonizan por fuera de nosotros mismos
por fuera y por dentro
de todos los otros

[todos los otros:
fenómenos terrenales de tipo imaginario
que miran
desde el agujero de alguna cerradura incompleta
desde un agujero cualquiera incompleto

que miran
incompletos]


una bailarina de caja de música
posa siluetas clónicas
encima de la cáscara de sus propias raíces
mientras desespera

no tiene manera de saber
-         a ciencia cierta  -
cuántos de los ojos que la controlan
son realmente auténticos
(directa y obsecuentemente proporcionales
al espesor del líquido que segregan)
ni cuántas de las manos que la manipulan
se desplazan en la mitad perdida de  alguna otra urgencia
vuelven a las vocales cerradas con diéresis
y a otros adornos fónicos del orden nuevo:
lugares comunes sobre los que preferimos no hablar
alfileres que el aire sigue dejando demorados
mientras desesperamos

inflarse es el borde final
acaso la última bifurcación posible




miércoles, 5 de julio de 2017

el poeta es exacto





-   Señor, si alguna vez el Museo del Louvre se encontrara en llamas, ¿Usted qué salvaría?

-   El fuego.



“El poeta es exacto. La poesía es exactitud. Desde Baudelaire, el público ha comprendido, poco a poco, que la poesía es uno de los medios más insolentes de decir la verdad.”


Jean Cocteau

(Francia; 1889 – 1963; poeta | novelista | dramaturgo | pintor | diseñador | crítico | cineasta)



domingo, 2 de julio de 2017

todo principio no es más que una continuación





Hubo algo perdido y encontrado.
(…)
Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.

Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.




Wislawa Szymborska (2 de Julio de 1923 – 1 de Febrero de 2012);

“Amor a primera vista” (frg.), en Fin y principio (1993).




jueves, 29 de junio de 2017

★jaula nido tetraedro (partes finales)





III
desarreglar la fórmula
y sabernos espuma atrapada en los bordes
bichos en busca de agua estancada;
¿de quién debemos tomar el ejemplo?
demasiado pronto vulneramos las sombras
que crecen detrás de las lámparas,
demasiado pronto
balcones de pájaros mudos caen sobre nosotros
como escombros sucios;
hubo un tiempo en el que se podían abrir
todas las ventanas
con apenas un bostezo;
algo de ese esquema accidentado incompleto
tuvo que haber quedado escrito
en la pizarra de los señuelos;
esta es la caja que menos solemos notar
entre tanta niebla abandonada;
salen cajones de cada revoque y de cada resma
sale el libro cíclope que nunca más quisimos
volver a ver


IV
siempre en las bolsas deshidratadas de los oídos es donde crecen primero
los hongos
que pudren las trampas del cuerpo;
y estas voces que ya vienen tienen el timbre avinagrado
de un agudo incalculable;
hay un pronombre que persiste
aún en el miedo crudo del hilo en llamas
en el plano breve de la foto en mangas de camisa
o en la etiqueta manipulada del vino
y su leña sádica;
salen los soles aunque no lleguen a soportar nunca el día completo
afuera de la casa;
y hay un pronombre que persiste
que duele en los vidrios de este cuarto;
abre la caja con la misma indiferencia de siempre
adentro es la fiebre
y ya no tiene un nombre para ponerse encima;
vienen los gritos
y en esa confusión se pierde el único brote que podía infectar de flores

su propio infierno




martes, 27 de junio de 2017

rabia al silencio!





La semana pasada estuve leyendo infiernos y hablando un poco de la poesía rara de Quemar el fuego © en el programa copado de Seba Echarry (Rabia al Silencio \ FM de la Azotea 88.7);

desde la compu pueden clickear por acá y escucharlo completo!






viernes, 16 de junio de 2017

★cuello bote





todavía estoy encarnada a una canción de grillos
y no sé cuándo fue la última vez que me miré los pliegues
ni la primera que le conté los años a las cutículas

tengo los sueños y las espinas dorsales en ú
las camisetas de esmalte permanente transpiradas y huecas

a los nudillos les estuvo faltando calcio
guantes de lana
a las muñecas se les partió el jabón blanco
se aturdieron
a la lectura de dedos meñiques se le oxidaron los horóscopos
se le esculpieron las cajas chinas
se le venció la quiromancia
se le estiraron los sweaters y los plazos fijos

todavía estoy encarnada a una canción de grillos
la onicofagia y la imaginación

se me han hecho costumbre



De Quemar el fuego ©, 2017.



martes, 13 de junio de 2017

sábado, 10 de junio de 2017

MY





No puede construirse una felicidad sino sobre los cimientos de una desesperación. Creo que voy a ponerme a construir.

Marguerite Yourcenar
(Fuegos, 1936)




jueves, 8 de junio de 2017

ardimos nomás!





Quemar el fuego: descubrí (otra vez) que algunas cosas son muy difíciles de explicar con palabras;
ejemplo: todo lo que pasó ayer a la tarde!

¿tres palabras?: emoción (mucha) – felicidad (de la que se comparte) – GRACIAS (a lxs que acompañaron con la presencia, a lxs que escribieron para mandar buena vibra, a lxs que estuvieron con el pensamiento, el corazón y el espíritu (que capaz que sí existe) 












lunes, 29 de mayo de 2017

cosas que pasaron este fin de semana:







lectura de poesía en Teatro Auditorium




presentación de Urbano, de Raúl Rodrigo Alonso





más lectura de poesía en FM 91.7 (KLA)






jueves, 25 de mayo de 2017

cuadernos de infancia / TOC de infancia (los tuve / los tengo)





Cierta vez se me ocurrió hacer una lista de mis manías para contemplarlas fríamente y tratar de librarme de alguna. Aunque reconocí que las más tenaces se arraigaban en mis primeros años, me propuse combatir las más recientes. Ese estudio prematuro no me aportó ningún descanso, sin embargo, y durante mucho tiempo seguí envidiando a mis hermanas, quienes, al acostarse, no perdían ni un minuto, mientras que yo me pasaba las horas enteras en idas y venidas que no me aportaban ninguna utilidad ni alivio (…).
Antes de acostarnos debíamos poner los juguetes en su sitio. A mí no me bastaba agrupar las muñecas, procurarles la ternura suficiente del contacto de sus brazos. Cuidaba, además, sus posturas. A veces era necesario que me levantase de noche para ir, a escondidas, al cuarto de los juguetes y cerciorarme de que ninguna mantenía un brazo en alto, la cabeza agachada o dada vuelta hacia atrás. No hubiera podido dormir pensando en que se pasaría toda la noche con una pierna encogida, sentada de costado, en una posición incómoda. Esta costumbre me siguió mucho tiempo. Más tarde, al visitar alguna casa donde hubiera criaturas, permanecía hasta que se hallaran acostadas para aproximarme a las muñecas, disimuladamente, y con un gesto distraído bajar un brazo, enderezar una pierna.
Nunca pude, tampoco, beber sólo un trago de agua o de cualquier otra bebida. Era imprescindible que fueran dos, cuatro, seis. (…) Por mucha sed que tuviera, a medida que bebía contaba los sorbos para detenerme siempre en un número par, y durante mucho tiempo, todas las noches, antes de acostarme, bebía cuatro traguitos de agua.



Norah Lange. Cuadernos de infancia (frg.), 1937. 




viernes, 19 de mayo de 2017

★fin de la cita: imagen y voz





(...) se vuelcan los nidos de los pájaros
los fuegos
los nudos de las gargantas
las revistas / los abanicos
las revistas que sirven de abanico

se vuelcan

les falta un punto donde poder terminarse
el margen de alguna foto que los amontone










martes, 16 de mayo de 2017

Juan Rulfo nació hace 100 años





Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en un plan de prometerlo todo. “No dejes de ir a visitarlo – me recomendó. Se llama de este modo y de este otro. Estoy segura de que le dará gusto conocerte.” Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después de que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas. (Pedro Páramo, 1955).




Premios Raúl González Tuñón





Notas de felicidad: este sábado pasado recibí una mención especial por uno de mis poemarios inéditos en los Premios Raúl González Tuñón, otorgados por Grupo Editorial Sur y Ediciones Lamás Médula, en la 43° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Las fotos que debía:










jueves, 11 de mayo de 2017

★warning





Descripción: integra la sección “metales” de Quemar el fuego © / pretende dialogar (¿secretamente?) con algunas de las geniales obras de Robert & Shana ParkeHarrison / no lo pude subir a Youtube (infracción de derechos de autor de la canción elegida) / recuerden que pueden encargarme ejemplares a través de MP / ¡buen final de jueves!


video







miércoles, 3 de mayo de 2017

tres de juan





Costumbres
(sefiní, 1964)


no es para quedarnos en casa que
[hacemos una casa
no es para quedarnos en el amor que
[amamos
y no morimos para morir
tenemos sed y
paciencias de animal



Celda 4
(perros célebres vientos, 1963)


eugenio el tierno duerme casi huido mientras los que engendraron tempestades ni idea tienen del precio que pagarán por su cabeza brillando pálida en la celda su luz cayendo sobre descendientes que tampoco sabrán cómo era eugenio cuando ardía y con su cucharita espantaba las bestias




la más mujer del mundo
(el amante mundial, 1962)


sonríe como un cómplice
bajo el calor suelta sus animales bellos desnudos
[indolentes
y recorren la tierra llenándola de ansias de carne
[en libertad
ella prepara sus abismos
ninguno la conoce
en la mitad de la noche me despierta la oigo cómo
[enciende su furor
y las crepitaciones
de rostros que ella quema lentamente
contra su voluntad




Juan Gelman (1930 – 2014)



lunes, 1 de mayo de 2017

Quemar el fuego ©





Más de un año de trabajo (de los largos que duran como treinta meses), y acá estamos, con las manos y la cabeza incendiadas, pero felices :)
Quemar el fuego © es la 2da rara criatura que voy a dejar al mundo (a la porción de monoblocks que adornan la cuadra). Consta de dos grupitos lindos de poemas de la vieja y de la nueva escuela / de la vieja y de la nueva quien escribe, artesanalmente unidos en simpáticos ejemplares.
En cuestión de días se darán a conocer los detalles de su presentación oficial. Por el momento, vamos conversando los interesados y yo por MP u otros medios de masiva comunicación… ¿les parece bien?
Agradecimientos especiales: Pablo Lizalde (ilustración y diseño), Paola Russo (logística), Laura Cófreces (fotografía).


Curiosidades varias: Para la realización y posterior auto – edición de este libro se necesitaron: un agujero por donde pasar todo lo que por extrema falta de onda o extremo exceso de páginas fue quedando afuera, un número indefinido de noches sin conciliar debidamente el sueño, ningún paquete de puchos, mucho pero mucho esfuerzo y tres excusas más o menos respetables o, como mínimo, discutibles.











domingo, 30 de abril de 2017

buenas lecturas en Félix U. Camet





leímos linda poesía en el encuentro nacional de escritores de Mar del Plata

(con Lautaro Rocha y Cocó Galli)










sábado, 29 de abril de 2017

Alejandra's birthday





cuidado con las palabras
(dijo)
tienen filo
te cortarán la lengua
cuidado
te hundirán en la cárcel
cuidado
no despertar a las palabras

acuéstate en las arenas negras
y que el mar te entierre
y que los cuervos se suiciden en tus ojos cerrados
cuídate
no tientes a los ángeles de las vocales
no atraigas frases
poemas
versos

no tienes nada que decir
nada que defender
sueña sueña que no estás aquí
que te has ido
que todo ha terminado



Alejandra Pizarnik , 1956.