contacto: almadanogueron@hotmail.com

me parece que vivo / que estoy entre los ruidos (...)

#Oliverio Girondo

………………………………………………………………………………………………………

*Las obras aquí compartidas precedidas por el símbolo corresponden a la propiedad intelectual de la autora y se encuentran protegidas bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright*

jueves, 25 de febrero de 2016

★eslabones pie de atleta




desparramados sobre las náuseas huecas de los retratos del cuarto
y los rincones de los muebles
amontonaban los espejos sus gritos y circunferencias;

caen más globos hacia los techos
se aturden o se imantan los discos de pasta / las órbitas de los mandala /
las siliconas y los ojos de serpientes venenosas

los fondos de los vasos no pueden dejar
de vernos pasar

él imaginó un blíster de rostros gigantes en cuartos de gel sintética
un búnker de aros de espuma
donde apagarse las malas furias,
los blancos y los negros,
la sed que lleva adentro
cada burbuja desnuda


cada pedazo de algo en las paredes







Imagen: bloque en acrílico tallado; obra escultórica perteneciente a Rogelio Polesello (Buenos Aires, 1939-2014), considerado uno de los mayores exponentes tanto del arte óptico como del abstraccionismo geométrico en Latinoamérica.





lunes, 8 de febrero de 2016

★el agua y la sed




Por acá estoy de vuelta, después de unos muy convenientes días de descanso y la recompensa de hermosas metas alcanzadas.
¡Gracias por la paciencia, amigos y lectores!

Les dejo algo bien reciente e inédito para que ojeen cuando gusten ;)
(Recuerden que pueden adquirir mis ruidos  - y libros - consultando por MP en mi página de Facebook; allá los espero!)



el agua y la sed

I

una botella de agua fría le explota esta mañana
en la comisura de las piernas

hoy los jardines van a tener que irse
a dormir temprano
y con el pelo mojado

mientras tanto
hablan los grillos otra noticia
en su idioma insoportable


II

martes por medio busca ojales de botones
sobre la selva elástica
del animal en celo que la ensordece

crecen los jardines
como crecen las ficciones en las cortinas del cuarto:

todavía le sigue gustando espiar
por debajo del vestido


III

empieza a construir el puente
con el único tornillo que le queda en el costurero

más y mejores jaulas la esperan
con los pasadores de las ventanas manipulados

arde el hierro en los jardines;
ella junta olores de brotes quemados
en una botella explotada de agua fría