contacto: almadanogueron@hotmail.com

me parece que vivo / que estoy entre los ruidos (...)

#Oliverio Girondo

………………………………………………………………………………………………………

*Las obras aquí compartidas precedidas por el símbolo corresponden a la propiedad intelectual de la autora y se encuentran protegidas bajo las disposiciones vigentes de Derecho de Autor y Copyright*

sábado, 31 de agosto de 2013

★muerte prosódica (frag)




Lo que me pasa es que hablo de mí porque me da miedo el hablar de otra cosa de la que no tenga tanta memoria.
Lo que me pasa es que comprendo lo incomprensible
y me ahogo en comprensiones.
Sigo buscando el tiempo como el pobre de Marcel
para decirle que nos perdone por haberlo perdido
y que no se esconda más atrás de las lágrimas que me va a manchar las sábanas.
Estoy enferma de literatura. De leer y de escribir.





            De entre los ruidos©, 2015.



★eco



a mí me habían dicho que algunas cosas son más que sus nombres
que todos los días tienen derecho a ser domingo
que todo sonido regresa
que todo lo que envejece o muere o cae o desaparece
que todos los que escribimos somos misántropos y anónimos
que todo lo que es
también no es.
a mí me habían dicho; pero el nombre no importa:
la rosa 
aún con cualquier otro absurdo seudónimo
seguiría apestando a rosa.


De entre los ruidos©, 2015.

#publicado en La Avispa (Grupo de la palabra, nº 59, 2013)




★Final*




Estaba repleto. La majestuosa Copa refulgía con intensidad su dorado cuerpo y descansaba junto a las medallas. Las voces extasiadas completaban el creciente espectáculo. Se respiraba euforia. Los once de verde emanaban sudor y silencio, al igual que los once de blanco y celeste. Las banderas flotaban en el corroído aire y las luces se mostraban crueles y filosas. La platea cantaba alguna especie de aliento improvisado. El marcador iluminaba un nocivo 2-2. Lloviznaba apenas, mas el calor era intenso y se divisaba con nítida claridad la totalidad del campo. Quedaban poco más de dos minutos de juego. El muchacho con el 20 en la espalda había recibido el balón cuando uno de los verdes lo interceptó con violenta brusquedad. El golpe pareció perfecto. Hice sonar el silbato y corrí hacia él.  Los paramédicos se hicieron humo en un segundo llevándose consigo al 20. Gritos. Insultos. Peleas. Alguien me hablaba de forma severa pero impersonal. Unas cuantas personas aparecieron y obligué a todos a dispersarse y a volver a sus lugares. Los espectadores enloquecieron. Todo a mi alrededor había explotado y ahora solo quedaban 40 segundos. La Final del Mundo. El 9 de los rayados acomodó la esfera para ejecutar el penal que yo había osado marcar. El portero de los verdes se concentraba en silencio y dirigía una fulminante mirada al 9. De pronto, el mundo había enmudecido y se había puesto de pie. Apenas fui consciente de ello, cuando ejecuté aquel sonido irritante y caí muerto en el césped.
                                                   


*Relato breve; galardonado con el primer premio en el Certamen Internacional Poesía de las Américas; Septiembre de 2008.


sábado, 24 de agosto de 2013

★¿Cómo habla el Yo cuando escribe?




Cuando el Yo escribe abre todas las metáforas de los párpados
para parirse los pensamientos.
Anda descalzo por la arena resbaladiza del decir,
por encima de los vidrios indecisos del disimular.
Cuando el Yo escribe habla con voz pirómana y en ropa de entrecasa.
Se pone a lloviznar espaldas de multitudes sobre los techos de los espejos;
pone las gotas de sed a secarse al Sol;
pone un poco de otro en uno;
pone algo
entre la muerte y el lado más biográfico de su existencia.


sábado, 17 de agosto de 2013

★los hay




Nadie sabe lo que tiene esto de otro

porque no tiene nada de suyo.

La otredad

no obstante

no es tan ucrónica   
como suelen figurarse

aquellos.

Un día de éstos

van a venirse a flote

como corchos en el vino

o molusco invertebrado

con medallas olímpicas sobre el pecho.






Diseño de imagen: Josemalo.


viernes, 16 de agosto de 2013

gracias, gracias, gracias



Y entonces, cuando uno empieza a dar por sentado que todo es insustancial, vacío o inútil, que todos los cerrojos de las puertas se oxidaron con la llave puesta, alguien te lee, alguien está sentado frente a la computadora interpretando lo que has querido decir, lo que has querido sentir, hacer notar. La lectura siempre es el premio más grande para quien escribe.
Gracias a todos los que leen, los que nos leen. Gracias Latin American Intercultural Alliance (LAIA) por hacerle un reconocimiento a esto que hacemos con tanta entrega, desde tan adentro.

LAIA ha anunciado ayer a los galardonados en el Certamen Literario 2013, del cual me atañe nada menos que el Primer Premio. La premiación tendrá lugar en el mes de Octubre, en el  Queens Museum of Art, ciudad de Nueva York. Ilimitado agradecimiento. Euforia y ese tipo de cosas.


sábado, 10 de agosto de 2013

★presunto



Y ha salido un sol que nos aturde
que nos pide la verdad
nos pide otras palabras
como quien pide la hora o un cigarrillo prestado.

Puede que esté convencido
de que la verdad o la hora supongan una entrega,
de que los cigarrillos supongan un préstamo.

Quizá le ha aburrido el vaivén de los supuestos.
Quizá le ha causado gracia ese decir en movimiento,
ese diálogo forzado

de película de cine mudo.


De entre los ruidos©, 2015.


Agradecimiento



Infinitas gracias, Editorial de los Cuatro Vientos, quien me ha elegido para integrar la Antología 2013 de “Poetas y Narradores Contemporáneos”. Enorme alegría y privilegio que comparto con ustedes. Dicha Antología incorpora obras inéditas de escritores  latinoamericanos, y se encuentra  disponible en diferentes librerías del país, entidades culturales, embajadas y bibliotecas públicas. Adjunto aquí algunas fotografías para que tengan una primera aproximación a ella, así como otras que corresponden a la mención que me ha hecho esta firma editorial.








sábado, 3 de agosto de 2013



me puse en una orilla de la pared
para treparme los espejismos

acobardarme los oasis

y me dejé el paréntesis abierto
por si resultaba que alguien

quería sumarse a este desierto